fbpx

Cómo mejorar la relación de pareja

Cómo mejorar la relación de pareja

agosto 24, 2020 Blog 0

 

En el anterior blog escribí sobre la convivencia en cuarentena, la cual despierta todos los conflictos y problemas que hemos dejado a un lado por la convivencia superflua que llevábamos anteriormente. Ya no podemos esconder más nuestras heridas de infancia, ni las dificultades que tenemos con nuestra pareja porque ya estamos compartiendo en un espacio cerrado con ella 24/7 (24 horas al día, 7 días a la semana).

Es verdad que se pueden destapar muchas diferencias y dificultades en la relación de pareja y que pueda parecer que es mejor dejar eso atrás y empezar de nuevo con otra persona, pero recordemos por qué es que estamos con nuestra pareja, por qué tomamos la decisión inicial de empezar con ella y que pasó en el camino que nos desvió del objetivo de compartir la vida juntos.

Seguramente ya pasó la etapa del romance y estamos en la etapa de construir el amor verdadero, la cuál es una etapa difícil pero muy gratificante, porque es llegar a tener el compañero de vida que tanto hemos deseado y convertirnos nosotros mismos en el compañero de vida que tanto el otro ha deseado.

La semana pasada veíamos algunas claves para mejorar la convivencia y superar los conflictos que se presenten, los cuales no son malos. ni hay que evadirlos, sino que hay que aprovecharlos para capitalizar esos aprendizajes y convertirnos en una mejor persona, lo que redunda en ser una mejor pareja.

Hoy voy a compartirles algunos consejos para construir esa relación de pareja satisfactoria que tanto deseamos, (estos son tomados de la magia del amor de Gerardo Schmeding):

  • Valorar la relación por encima de los gustos particulares: Esto es muy importante si deseas tener una relación maravillosa, es verdad que cada uno puede tener sus gustos particulares y que uno no debe de dejar de ser uno mismo por ser con el otro, pero es muy importante valorar la relación de los dos, compartir aficiones y dedicarse tiempo mutuamente.
  • Estar siempre dispuesto a brindar apoyo: las mujeres en general queremos ser escuchadas, queremos hablar sobre lo que nos pasó, sobre lo que pensamos y sobretodo hablar sobre lo que sentimos, los hombres hablan sólo cuando necesitan ayuda.
  • Utilizar siempre comunicación amorosa: ¿qué tipo de palabras utilizas? Ponte atención cuando le hablas a tu pareja y si ya tienen una dinámica en la que se hablan mal, pues intentar mejorarla día a día, cuidando las palabras que utilizamos
  • Despersonalizar las situaciones (soluciones): no decir: estoy cansada que no laves los platos, sino: es importante para la armonía del hogar mantener la cocina limpia y los platos lavados, ¿qué solución podemos encontrar a eso? Así no estamos señalando en el otro lo que no nos gusta, haciéndolo sentir menos y generando una discusión, sino que juntos vamos a llegar a acuerdos que nos convengan a los dos.
  • Hablar solo lo positivo (propósito de mejorar la relación): Si lo que vas a hablar no contribuye en nada a la relación, si va a ofender a tu pareja y si solo va a generar problemas, es mejor que no digas nada, porque las palabras quedan y la molestia pasa. Busca la manera de sacar la rabia y la molestia, gritando, golpeando algo o habiendo ejercicio. Si hay algo que no te gusta y que deseas cambiar en la relación habla desde el lado positivo de la misma y siendo propositivo. O sea, decirle a tu pareja todo lo bueno que te gusta de él (que seguro que son muchas cosas) y proponerle como te gustaría manejar ciertos espacios, ciertas situaciones o tener ciertas conversaciones.
  • Situarse en el presente: dejemos ya el pasado de una vez donde debe estar, en el pasado. Si no has podido olvidar has tú el trabajo, saca esa rabia, golpea algo, grita, escribe una carta y quémala, pero no sigas contaminando la relación con cosas que pasaron hace tiempo. Si pasaron cosas difíciles y decidiste seguir con esa persona porque creíste que era la mejor opción, ya olvídalo, deja el resentimiento y construye en el presente una nueva relación. Confía. Y si definitivamente no puedes seguir, después de haber sacado la rabia, háblalo con calma y lleguen acuerdos, siempre hablando desde tu percepción y tus sentimientos.

Muchas personas pensarán, es muy difícil hablar con mí pareja, no se puede construir con él o ¿cómo saber si ya se acabó la relación? Si la persona con la que estás no quiere mejorar la relación y prefiere dejarla así, o dice que si la quiere mejorar, pero sólo de palabra y no hace nada por lograrlo, pues es momento de poner un límite final y si no se cumple, dejar ir esa relación, quién sabe que te estás perdiendo por seguir cargando con ese lastre. Y recuerda que las relaciones se acaban cuando ya el amor no da para más, y el final es cuando sea el final, ni antes, ni después. Pero ánimo, mientras haya vida, seguimos aquí aprendiendo y mejorando.

¿Qué te pareció el tema de hoy? Escríbeme si tienes preguntas, dudas o inquietudes, estaré atenta a acompañarte. ¡No dudes en contactarte conmigo! ¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.